Hazte socio de radio solidaria

Los tiempos de espera son periodos que Dios usa para hacernos crecer y glorificarse en nuestras vidas. Son periodos en donde somos preparados para recibir las bendiciones que Dios quiere darnos gracias a Jesús.

En mi libro Conociendo a Dios Every Day, comparto esto que he aprendido:

A veces tener fe y esperar que Dios te responda algo o te conceda una petición, se siente como estar en un pasillo a la espera de que Él abra la siguiente puerta y puedas conocerlo más al recibir una bendición que anhelas y le has pedido.

Los tiempos de espera son especiales en la vida de todo cristiano. No es casualidad que tantos Salmos se hayan escrito en el desierto. Cada momento es una oportunidad para conocer más a Dios y en la espera eso se puede ver de forma más notable.

Deja que Dios te recuerde que la espera no es tiempo perdido. Así podrás disfrutar el momento, crecer y ver la grandeza de Cristo en esos instantes, incluso aunque a veces no entiendas por qué te suceden muchas cosas.

No olvides que Dios nunca se equivoca.