Hazte socio de radio solidaria

Un conductor de bus, en muerte cerebral tras una violenta agresión en Bayona. Un conductor de autobús de Bayona (País Vasco francés) se encuentra en estado de muerte cerebral después de ser fuertemente golpeado este domingo por uno o más pasajeros en una parada tras negarse a que subiera al vehículo un hombre que iba sin mascarilla contra el Covid-19 y acompañado de un perro, y pedir a otros cuatro pasajeros que también iban sin protección que se bajaran del vehículo.

Un joven de unos treinta años fue arrestado el domingo por la noche después del ataque y otras cuatro personas fueron puestas bajo custodia policial este lunes, según nos informó el fiscal de Bayona.

El presunto autor fue arrestado y otras cuatro personas están bajo custodia policial

Una fuente policial explicó que el conductor, de 50 años, fue severamente golpeado y gravemente herido en la cabeza alrededor de las siete y media de la tarde. El conductor de este “Tram’bus”, un vehículo articulado largo, estaba inconsciente cuando fue atendido por los servicios de emergencia y fue transportado en estado muy grave al centro hospitalario de Bayona. La investigación está en manos de las autoridades de esta ciudad francesa.

La red de autobuses Chronoplus, que presta sus servicios en las ciudades de Bayona, Biarritz y Anglet, se vio interrumpida este lunes por las protestas de su personal por esta agresión, con al menos nueve líneas detenidas según el sitio web de la red.

Muchos autobuses no salieron del depósito de la red Chronoplus el lunes por la mañana, donde varias docenas de conductores expresaron su tristeza y enojo después de la tragedia. Afirmaron su derecho de cesar su actividad a partir de las 5:00 de la mañana y aseguraron que no reanudarían el trabajo “antes del funeral” de su colega agredido.

El conductor, de nombre Philippe, estaba inconsciente cuando llegaron las asistencias y fue transportado en estado muy grave al hospital

Una decisión que el alcalde de Bayona, Jean-René Etchegaray, y el de Anglet, Claude Olive, dijeron “entender”. Los dos funcionarios electos, que también son respectivamente presidente del Área Metropolitana del País Vasco y presidente de la Unión de Movilidades del País Vasco, fueron al depósito por la mañana para reunirse con representantes sindicales y la dirección del delegado Kéolis.

Hablaron con los empleados y les aseguraron en particular su plena “solidaridad”. “Hemos sido testigos de un acto particularmente violento y bárbaro”, dijo Etchegaray, quien dijo que esperaba “que los autores sean llevados ante la justicia y que el castigo sea severo” para enviar “una señal significativa a toda la población”. “.

”Si quieren detener el transporte hasta el funeral de Philippe (el conductor atacado), podemos entenderlo y nos asociamos con este reclamo legítimo. No voy a juzgar eso. Philippe era una persona buena, que no dejó a nadie indiferente “, dijo Claude Olive.