Hazte socio de radio solidaria

New Kim se ha convertido en la paloma más cara de la historia. El animal, una hembra de dos años y origen belga, fue adquirido por un comprador chino por 1,6 millones de euros en una subasta que finalizaba este domingo, según ha anunciado la organizadora Pigeon Paradis (Pipa).

Las ofertas ya habían alcanzado los 1,32 millones de euros la semana pasada, superando el récord anterior de 1,25 millones establecido en marzo del 2019 para otra ave, Armando. En la última media hora se inició una guerra de pujas entre dos compradores chinos que disparó el precio. Un cota inesperada, sobre todo teniendo en cuenta que arrancó el 2 de noviembre por 200 euros.

El entusiasmo chino por las carreras de palomas de larga distancia ha hecho que los precios suban drásticamente, siendo especialmente apreciadas las aves de Bélgica, casa tradicional de este deporte. En ningún país hay tanto nivel como en la nación europea. “Hay unas 20.000 palomas compitiendo a muy alto nivel. Es como la Champions League”, planteaba a Reuters, Nikolaas Gyselbrecht, director ejecutivo y fundador de Pipa. Antes identificado con las clases más humildes, el deporte ahora atrae a élites extranjeras.

“Estos precios récord son increíbles, porque se trata de una hembra. Armando era un macho. Por lo general, un macho vale más que una hembra porque puede tener más descendencia”, dijo Gyselbrecht. New Kim sólo ha competido una vez, en el 2018, coronándose como la campeona más joven en carreras de palomas. Desde entonces está retirada.

En China se organizan carreras donde las palomas se acostumbran a un gallinero durante meses y luego son liberadas a cientos de kilómteros de distancia para regresar con su sentido único de orientación y velocidad. Los premios pueden llegar a decenas de millones de euros.

En total se subastaron 445 palomas, por un precio de 5 millones de euros.