Hazte socio de radio solidaria

Consería familiar es un programa presentado por Carlos Matos, Doris Uvan, Adolfo Mazariegos y Estibaliz Andino.

En una relación tóxica siempre se pierde, desde el primer segundo. El sufrimiento es continuo. Como en la migraña, que a veces nos tiene dentro de la habitación con luces y ventanas apagadas, la relación tóxica a veces se dispara a tal punto que te sientes tan mal que te recluyes. La relación tóxica siempre va a doler: si te genera dolor psicológico, emocional o físico pon freno.

A veces entramos en modo automático y lo dejamos y volvemos interminablemente. Es importante que evalúes cuántos momentos de bienestar y sufrimiento tienes en la relación, qué te aporta y qué aportas tú. ¿Es simétrica? ¿Qué voz tienes? ¿Te sientes autónoma? Dependiendo de las respuestas empieza a trabajar en ello para cambiarlo.

En terapia de pareja se promueve una autonomía emocional, relacionada con la igualdad y la capacidad de encargarte de tus necesidades, de suplir tus carencias, de satisfacer tus deseos… En la medida que eres autónoma cuando te unes en pareja con una persona autónoma significa que hay dos adultos en igualdad de condiciones capaces de preocuparse por su bienestar, de suplir sus necesidades y capaces de compartir un espacio en común.

En cualquier tipo de relación es importante que las posiciones se regulen: de niño-niño o adulto-adulto. El problema ocurre si, por ejemplo, tú has trabajado tu independencia y tu pareja se ha quedado en el rol de niño. Hay una asimetría y puede haber malestar. Para comunicaros alguna de las dos personas tiene que cambiar su posición. Es frecuente que si una persona inicia proceso terapéutico y de crecimiento psicológico no se sienta apoyada por su pareja o no inicie un proceso propio de crecimiento. Esto hace que os alejéis en direcciones diferentes.