Atrévase a ser diferente para que la luz que hay en usted se pueda distinguir de las tinieblas que hay en el mundo. No sea un faro fundido ni una lámpara a media luz. Sea una estrella radiante; ¡sea diferente de los que le rodean!