Hazte socio de radio solidaria

Luismi Santos nos comparte esta reflexión en este día Somos llamados por él, y somos enviados por él, así que en primer lugar, es una orden que no tiene discusión, porque él creó los cielos y la tierra, nos creó a nosotros, y su hálito nos sostiene, nadie le puede decir que no, todo lo contrario, se le debe atender el llamado. Obedecer esa orden de atender el llamado, embellece la vida, es que obedecer esa orden es lo más maravilloso que hay, hace que la vida se torne bella y maravillosa. Esta orden es un puente que el que la obedece, lo que hace es ayudar a que el pecador pase del infierno y sea trasladado al cielo.