Hazte socio de radio solidaria

Mikel Díez nos comparte esta reflexión en este día Todos los días decidimos sobre cuestiones como lo que vamos a comer, la ropa que nos vamos a poner y los lugares a donde vamos a ir. Hay decisiones que parecen de poca importancia y, sin embargo, tienen graves repercusiones. Así, por ejemplo, encender por primera vez un cigarrillo puede sumirnos para toda la vida en el hábito de fumar. De ahí que no debamos subestimar nunca las decisiones que en apariencia son insignificantes.

Ahora bien, ¿dónde encontramos ayuda para tomar decisiones, incluso las que parecen de poca monta? ¿No sería estupendo tener a alguien confiable que nos asesorara en los casos difíciles? Pues bien, tal consejero puede hallarse. Un antiguo libro que contiene un mensaje muy actual dice: “Tus propios oídos oirán una palabra detrás de ti que diga: ‘Este es el camino. Anden en él’, en caso de que ustedes se fueran a la derecha o en caso de que se fueran a la izquierda” (Isaías 30:21). ¿Quién pronunció esas palabras? ¿Y qué razones tenemos para confiar en su guía?