José Jesús nos comparte esta reflexión en este día Vivir llenos del Espíritu de Dios, en santidad y en verdad te llevará a tener una adoración perfecta, y si así no lo hicieras, estarás perdiendo el rumbo.

Jesús es el manantial, de él provienen los ríos de agua viva que son como un torrente de vida y poder que fluye de tu interior, que saciará tu sed y el que bebiere de él como dice la escritura, no tendrá sed jamás, sino que el agua que nos de a beber, será en el una fuente de agua que brote para vida eterna