Hazte socio de radio solidaria

Gobierno y religión. Muchos de los grandes conflictos que se viven en la humanidad actual son producto del indeseado maridaje entre la política y la religión. Programa dirigido por Carlos y Dorys Matos en Radio Solidaria.

La religión y el gobierno son como un matrimonio que a veces tiene gran dificultad para vivir juntos pero que, por otra parte, encuentran que no pueden vivir separados. Tanto la religión como el gobierno necesitan independencia a fin de prosperar; no obstante, la historia ha demostrado que un divorcio completo no es bueno para ninguno de los dos; recorren vías diferentes pero paralelas; tienen más éxito y son más eficaces cuando se protegen y se apoyan mutuamente.

Los gobiernos tienen un papel esencial en la protección y conservación de la libertad religiosa y en fomentar el papel que tienen las religiones en la sociedad. Afortunadamente, en la actualidad, la mayoría de los gobiernos del mundo reconocen al menos algo de libertad religiosa y conceden a sus ciudadanos el derecho de adorar y de practicar su religión de acuerdo con los dictados de su conciencia. Pero no siempre ha sido así.

Muchas generaciones han visto la opresiva pérdida de libertad que resulta cuando el gobierno impone una religión del estado; otras han experimentado el deterioro moral que sobreviene cuando el gobierno prohíbe por completo la religión. Estamos agradecidos de que la mayoría de las constituciones de los países en el mundo de hoy contemplen una sociedad en la que la creencia y la observancia religiosas, aunque separadas del gobierno, deban protegerse y defenderse contra la persecución1.