Miguel Díez nos comparte esta reflexión en este día Durante Su ministerio, el Salvador prestó servicio a los pobres, enfermos y necesitados; nunca hizo acepción de personas cuando estas le suplicaron Su ayuda.