Hazte socio de radio solidaria

¿Qué pasa cuando le hemos estado pidiendo a Dios que supla esto y no vemos su respuesta?, ¿Por qué Dios permite que tengamos debilidades? ¿Quién de nosotros no tiene una debilidad? ¿Quién no tiene una necesidad? Todos tenemos algo en nuestro interior, ya sea una debilidad, una necesidad o una situación que quisiéramos que Dios supliera, o nos ayudara a cambiar ¿Qué pasa cuando le hemos estado pidiendo a Dios que supla esto y no vemos su respuesta?, ¿Por qué Dios permite que tengamos debilidades?

Muchas veces nuestras debilidades nos hacen pensar que no seremos capaces de salir adelante, es allí cuando debemos recordar que no estamos solos, porque Dios está con nosotros para protegernos.

Otras veces el rechazo y la desilusión de recibir los «no» como respuesta nos entristecen y nos producen miedos y frustraciones. Debemos tener Fe porque el tiempo de Dios es perfecto y algunas veces tarda pero no olvida. Todos tenemos fortalezas en las que podemos apoyarnos, a su vez es importante identificar y vencer nuestras debilidades para facilitar nuestro camino.

Es fundamental que sepamos controlar nuestras emociones ya que continuamente hay y habrá situaciones que retan nuestra capacidad para hacerlo y no podemos dejar que nos desgasten hasta inmovilizarnos. Simplemente son desafíos a superar con la actitud correcta.

A su vez, debemos ser capaces de revisar y corregir nuestros errores, reflexionando acerca de lo que nos hizo cometerlos, para evitar caer en lo mismo nuevamente.

El que mucho hace mucho erra, por eso hay que cuidar lo que se hace y como se hace, para disminuir los errores que nos pueden llevar a la mediocridad.

Todo lo que nos pasa en la vida es producto de nuestras propias decisiones por encima de nuestras circunstancias porque somos libres para construir nuestro destino.