Ramón Ubillos nos comparte esta reflexión en este día Santiago 1:22-27.

Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos.

Porque si alguno oye la palabra, y no la pone por obra, este tal es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.