Hazte socio de radio solidaria

Provoca tristeza advertir como hay quienes en el mundo se afanan por conocer las miserias que afectan principalmente al pasado de las personas, mucho más si son conocidas. Los responsables de la lucha contra pornografía infantil, el abuso sexual de menores y la pedofilia, están dando continuos mensajes de alerta por cuanto se sienten desbordados por la magnitud del problema que deben enfrentar.

Los avances tecnológicos, en este caso, tienen su lado más perverso, a raíz de que permiten que la llamada internet oscura sea utilizada por los vándalos para cumplir con sus brutales propósitos.

Los casos denunciados han llegado a cifras que superan largamente las capacidades de las administraciones para luchar contra este flagelo, que se ha convertido en una de las mayores amenazas contra la sociedad de nuestro tiempo.

La necesaria colaboración de las grandes empresas tecnológicas, pueden ser uno de los fundamentos de esta lucha despiadada contra los depredadores de la niñez en el mundo.

A esta lucha debe enfrentarse la sociedad en su conjunto y de manera primordial, los millones de creyentes en todo el mundo, que deben ser fieles a las enseñanzas de Jesús y al cuidado y Amor que tuvo para con los niños.