Hazte socio de radio solidaria

Jesús nos mandó a velar, a estar atentos. Me he preguntado muchas veces: Realmente estoy cumpliendo este Mandato? Jesús nos mandó a velar, a estar atentos.

Esto significa que debemos estar alertas a todo y a todos, porque el fin llegará sin hacerse anunciar y como el ladrón, en el momento más inesperado.

Me he preguntado muchas veces: Realmente estoy cumpliendo este Mandato?

O me paso la mayor parte del día haciendo cosas inútiles o pensando en disparates mayores aún?

Creo que la respuesta me abochorna ante los hombres y entristece a Jesús. No es para eso que le pidió al Padre que no me quitara del mundo. Su Plan para mi vida es muy diferente!

Quizás sea por eso que me cuesta tanto entender que es lo que debo hacer a cada momento, porque si no comprendo cuál es mi Propósito final, menos voy a saber cómo es el principio.

Velar es estar atento a que mi vida puede terminar en cualquier momento, el más sorpresivo y por tanto debo cumplir con Su Mandato, porque debo estar el mundo hasta que me llame.