Hazte socio de radio solidaria

Tristemente hemos podido comprobar cómo los padres, tienen la osadía de disfrazar a sus hijos con alegorías demoníacas, bajo el pretexto de una no menos demoníaca celebración vinculada con el espíritu de los muerto Que la maldad prevalecerá en los últimos tiempos es más que una evidencia!

Tristemente hemos podido comprobar cómo los padres, tienen la osadía de disfrazar a sus hijos con alegorías demoníacas, bajo el pretexto de una no menos demoníaca celebración vinculada con el espíritu de los muertos.

Es necesario que comprendamos que por el hecho de que muchas personas lo hagan, no es razón suficiente, para que nosotros repitamos lo que el mundo hace.

Con las cuestiones de Dios no hay justificaciones posibles!

En esto pensaba al ver a criaturas que recibían de sus propios padres, lo que bíblicamente llamamos consagraciones del enemigo sobre sus vidas. Dramático para los niños y tremendo para quienes tienen la responsabilidad de velar por ellos.

No le puedo restar el valor que pueda tener un disfraz, por pensar que es solamente eso, una forma de transformar por unas horas la verdadera identidad.

Se trata de que estoy cambiando la semejanza del Eterno, por la del propio diablo.