Oscar Fradejas nos comparte esta reflexión en este día. Para Dios el tiempo no es ningún problema. Dios puede cambiar las cosas en un instante. Dios no tiene problemas con el tiempo. A veces podemos pensar que nuestras vidas no están a la altura. ¡Dios te quiere usar!