Hazte socio de radio solidaria

¿Es posible construir una célula sintética a partir de sus piezas?

La ciencia moderna ha dedicado grandes esfuerzos para desvelar los principios básicos de la vida. Estas investigaciones están contribuyendo a un profundo conocimiento sobre las piezas que constituyen las máquinas moleculares que operan en la célula (como las encargadas de la replicación del ADN, la síntesis de las proteínas o la propia división celular).

Sin embargo, a pesar de estos progresos, aún no entendemos cómo estas piezas interaccionan de manera coordinada para desarrollar las diversas funciones celulares. De hecho, el origen de la vida – la aparición de las primeras células a partir de los componentes moleculares existentes en la tierra primitiva – es uno de los grandes enigmas de la ciencia moderna.

La iniciativa europea SYNCELL, cuya segunda edición se celebrará en Madrid, abordará este reto desde la perspectiva de la biología sintética, que ofrece nuevas estrategias para su resolución. Desde una perspectiva fundamental, SYNCELL2019 analizará los progresos alcanzados y los retos tecnológicos de futuro para conseguir la integración de módulos moleculares que den lugar a una célula sintética funcional, que nos revele los límites de la vida.

Las células sintéticas: de la ciencia, a la industria y a la sociedad

Construir una célula sintética, además de responder a las preguntas sobre los principios operativos básicos de la vida, también conducirá a una nueva revolución tecnológica y social sin precedentes. Entender cómo funciona la célula mediante su reconstrucción a partir de sus componentes esenciales abrirá nuevos horizontes de aplicación en medicina y biotecnología.

Un gran número de sectores en las áreas de la salud, la alimentación, las energías alternativas y los biomateriales, se verán afectados por las tecnologías desarrolladas en los programas de investigación sobre células sintéticas. El diseño de sistemas de ensayo optimizados para el descubrimiento de nuevos fármacos y la producción de polímeros biodegradables (como los bioplásticos) son algunos ejemplos. SYNCELL2019 debatirá sobre las oportunidades que ofrecen los nuevos conocimientos y las tecnologías generadas durante el proceso de construcción de una célula sintética para un mundo más saludable y sostenible.

En esta reunión, también se abordarán las implicaciones para la sociedad de construir células sintéticas artificiales, incluyendo los aspectos éticos y filosóficos de estas investigaciones. Por último, se afrontarán temas como la divulgación de estos avances a la sociedad y la educación de las nuevas generaciones de científicos y tecnólogos en estas disciplinas en la frontera de las ciencias de la vida, que requerirán una nueva manera de afrontar las exploraciones de lo desconocido.

Un reto para Europa

En todo el mundo existen varias iniciativas basadas en enfoques complementarios sobre la construcción de un sistema biológico mínimo, con el objetivo de que se materialice en un plazo de 10 a 20 años. Europa cuenta con un gran número de investigadores de primer nivel mundial de diversos países y disciplinas, que actualmente trabajan de forma independiente en diferentes aspectos de la reconstrucción de una vida mínima. SYNCELL2019 será una oportunidad única para integrar los esfuerzos de los diferentes consorcios que ya abordan este reto en Europa desde las ciencias de la vida, la física y la química.

En este sentido, uno de los objetivos de este simposio es elaborar una hoja de ruta para que Europa asuma un papel central en este reto de la biología sintética, que abrirá nuevas oportunidades en una amplia gama de áreas de aplicación.

SYNCELL2019: Defining the Challenges tendrá lugar los días 16 y 17 de octubre de 2019, en la sede central del CSIC (Madrid), donde un selecto plantel de investigadores, así como representantes de la industria y la sociedad, abordarán uno de los grandes retos científicos e intelectuales de nuestro tiempo: la comprensión del proceso de la vida a través de la síntesis de una célula artificial, partiendo de sus elementos moleculares básicos, y sus implicaciones tecnológicas y sociales.

Esta iniciativa cuenta con un importante número de grupos de investigación de la Comunidad de Madrid directa o potencialmente implicados en SYNCELL, pertenecientes a centros del CSIC (CIB, CNB, entre otros), y universidades (UCM, UAM, UPM).