Hazte socio de radio solidaria

Al menos dos muertos en Venecia a causa de las inundaciones apocalípticas.

La emergencia “acqua alta” se convirtió en un desastre desde la noche del martes, cuando la marea empujada desde el mar por los vientos, invadió la laguna e inundó desastrosamente a Venecia en un nivel de 1,87 metros, dejando bajo el agua la basílica de San Marco, la gran plaza San Marco contigua y el 85% de la ciudad.

Dos personas murieron en la isla de Pellestrina: un hombre electrocutado cuando intentaba restablecer la luz y un anciano que falleció de un infarto cuando vio que el agua invadía su casa.

Es la peor inundación que sufre la ciudad después de la que Venecia sufrió en 1966, cuando el nivel llegó a 1,91 centímetros.

Muchas naves ancladas, sobre todo los transbordadores que transportan a miles de personas por día, llamados “ferry” y “vaporetto”, quedaron a la deriva y muchos barcos y lanchas más pequeños quedaron encastrados entre los viejos palacios en muchos canales.

La cripta de la bella y antigua basílica de San Marco quedo bajo dos metros de agua. En el paseo frente a la laguna varios transbordadores se hundieron o fueron echados por los movimientos del agua contra los puentes y las banquinas.

Cuando el aumento del nivel llega a los peores niveles los venecianos comienzan a llamar al fenómeno “acqua grande”.