Hazte socio de radio solidaria

Los menores de 16 años escuchan más Alexa que la radio.

Un niño de 12 años en Córdoba ha sufrido un daño irreparable en los ojos tras mirar fijamente durante unos segundos a un puntero láser, según informa Cordópolis. La Unidad de Retina, Vítreo y Diabetes Ocular del Hospital La Arruzafa (HLA), que ha atendido al menor, ha alertado del riesgo para la salud ocular de estos láseres.

El niño llegó al hospital con una "grave quemadura accidental en la mácula", explica la oftalmóloga Consuelo Muñoz. Relata que el menor miró fijamente durante entre 6 y 7 segundos al puntero láser verde con cada ojo produciéndole ese daño en la mácula, que es el "centro visual de la retina".

Esta lesión es permanente, por lo que en adelante no tendrá una visión normal. Cuando el menor llegó al hospital, describió que desde la exposición al láser veía una mancha oscura en el centro que le dificultaba la visión. Esto se debe a que en la mácula "se concentra el mayor número de neuronas que posibilita la visión", destaca la médica.

El director médico del hospital, Juan Manual Laborda, ha alertado sobre el "peligro potencial de estos láseres" y pide que se reflexione sobre su uso. Sobre todo se centra en los niños apelando a las autoridades y a los padres.

Ya que la compra de estos láser no está restringida, les solicita que conozcan "cuáles son los riesgos derivados de un posible uso inadecuado, dado que nunca debe dirigirse la luz que proyecta a los ojos".