Hazte socio de radio solidaria

El proyecto SETI@home de búsqueda de vida extraterrestre se suspende después de dos décadas.

En 1999 dos investigadores de la Universidad de California en Berkeley tuvieron una idea singular: la de crear un esfuerzo de computación distribuida para la búsqueda de vida extraterrestre inteligente. Así nació SETI@home, un proyecto que ha permitido que millones de personas contribuyan con sus ordenadores a procesar cadenas de datos que permitían tratar de ayudar en esa prodigiosa misión.

Tras todo ese tiempo y más de cinco millones de participantes los responsables de SETI@home han anunciado que este proyecto se suspenderá de forma indefinida y se dejará de "enviar nuevo trabajo a los usuarios", aunque avisan de que este no es el fin de la colaboración pública en este tipo de proyecto científico.

Un proyecto inspirador que cierra sus puertas

En un mensaje en Twitter los responsables de SETI@home en Berkeley indicaban que el próximo 31 de marzo dejarán de enviarse nuevos paquetes a quienes contribuían a este esfuerzo.

El proyecto analizaba datos procedentes de los radiotelescopio de Arecibo, pero desde 2016 también ayudaba a procesar los ingentes datos del proyecto Breakthrough Listen, que comparte muchos de los objetivos de SETI@home y que cuenta con una financiación de 100 millones de dólares hasta 2026.

En el sitio web oficial de SETI@home se explica cómo hay dos razones principales para haber tomado la decisión: en primer lugar, confiesan que han "analizado todos los datos que necesitan por ahora". En segundo, el trabajo de gestionar todo el procesamiento distribuido de los datos es demasiado complejo para ellos.

Quienes están tras el proyecto afirman que próximamente anunciarán nuevas formas de contribuir a SETI@Berkeley, pero la decisión ha dejado críticas en los foros del proyecto, cuyos usuarios se han visto sorprendidos por la decisión.