Necedad y corrupción del hombre. Salmos 14:1-3 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Necedad y corrupción del hombre.

Al músico principal. Salmo de David.

1 Dice el necio en su corazón:

No hay Dios.

Se han corrompido, hacen obras abominables;

No hay quien haga el bien.

2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres,

Para ver si había algún entendido,

Que buscara a Dios.

3 Todos se desviaron, a una se han corrompido;

No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.