Hazte socio de radio solidaria

Encuentran en el armario de la casa de una anciana un excepcional jarrón chino de ocho millones de euros. Descrito por Sotheby's, como una «obra maestra perdida», este objeto único del siglo XVIII ha pasado los últimos 50 años en una casa en el centro de Europa rodeada de los perros y gatos de la propietaria, una mujer de ochenta años.

El excepcional jarrón, con un diseño floral azul y blanco es visible a través de un fino cuerpo enrejado, fue realizado específicamente para el emperador Qianlong, quien gobernó China durante más de 60 años en el siglo XVIII y su reinado está considerado como una edad de oro de la civilización China, y marcó el apogeo de la dinastía Qing.

Solo han llegado hasta nuestros días unos pocos diseños como este, ya que únicamente se llevaban a cabo bajo la guía del supervisor del horno imperial Tang Ying en los años 1742 y 1743. En forma de pera, es un ejemplo de un estilo de porcelana conocido como «yangcai», en el que los artesanos incorporaron coloraciones y esmaltes de estilo occidental, según la CNN.

«Es un milagro que este jarrón extraordinariamente frágil haya sobrevivido medio siglo en una casa rodeada de innumerables mascotas», ha afirmado el presidente de Sotheby's Asia, Nicolas Chow, en un comunicado de prensa previo a la venta.

La casa de subastas atribuye el descubrimiento al consultor de arte con sede en Amsterdam Johan Bosch van Rosenthal, quien encontró el jarrón en una casa de campo. Se cree que la propietariahabía heredado el preciado objeto.

En un vídeo publicado en el canal oficial de YouTube de la casa de subastas, Van Rosenthal recordó haber descubierto el jarrón cubierto de polvo después de ser invitado por la mujer para evaluar su colección.

«Llegamos a una sala con una serie de obras de arte chinas heredadas muchos años atrás», relata. «Sus cuatro gatos caminaron libremente entre ellos. Señaló un jarrón chino parcialmente dorado en un armario. Enseguida supe que era algo especial y valioso», relata el especialista.

La pieza de subastaba hace apenas unos días por ocho millones de euros, después de que se adjudicara en una subasta pasada por apenas 50 euros.