Hazte socio de radio solidaria

Existe una frase que dice "hay que estar en el lugar adecuado y en el momento justo", para poner un ejemplo real, esto le sucedió al fotógrafo Fredrick Schenholm quien recibió un premio por una sorprendente fotografía que le dio la vuelta al mundo donde un esquiador famoso desciende desde una ladera, con las luces de la Aurora Boreal, ya que no fue una fotografía fácil de hacer, pero el fotógrafo estaba en el lugar adecuado y en el momento justo y esa fue la clave para lograr un premio internacional de fotografía.

Cuando confiamos en Dios las cosas suceden por un plan perfecto trazado por Él para en el que caminamos y nos movemos, las casualidades dejan de existir y Dios une todos los hilos para formar el momento perfecto, oportuno y que estemos nosotros en el lugar adecuado, esto es tanto para las cosas que son de mucha bendición, como para los tiempos de prueba.

En el libro de Ester, Mardoqueo su tío envía a solicitar ayuda a su sobrina Ester para que hable con el rey y pueda salvar al pueblo de Israel de ser muerto y perecer a manos de los emisarios del malvado Aman, en el libro de Ester 4:14 dice "Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?".

La situación se pone complicada, pero podemos ver dos actitudes de fe tanto en Mardoqueo como en Ester: Mardoqueo le dice con toda seguridad que si ella calla, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte, él estaba seguro que si Dios no la usaba a ella por no estar dispuesta, EL Señor buscaría a alguien más para liberar a su pueblo.

Dios no se iba a quedar quieto para librarles de la muerte, lo que Dios y Mardoqueo esperaban es que Ester respondiera al llamado del Señor ya que se encontraba en el lugar adecuado y en el momento justo para ser usada por Dios.