Hazte socio de radio solidaria

Aunque algunas veces no somos conscientes de las actitudes qe tomamos ante ciertas situaciones, si es importante que revisemos las actitudes de nuestro corazón y las veamos a la luz de la palabra de Dios y también en la palabra podemos aprender de personas sencillas como Bernabé, quien fue de los primeros cristianos y que tenía muchas actitudes buenas que El Señor quiere ver también en nosotros.

Bernabé fue un evangelista, en el libro de Hechos 13:1 dice "Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros... Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron."

Fue a través de la oración y el ayuno que El Señor mostró que debían apartar a Bernabé y a Saulo para salir como misioneros a compartir la palabra de Dios, Bernabé era un hombre dispuesto, con un corazón comprometido con Dios y con el evangelio, en ningún pasaje de la biblia menciona que haya objetado alguna cosa, para no ir a compartir la palabra de Dios, el había salido de su zona de confort y estaba dispuesto a todo para predicar el evangelio.

Esta es una actitud de la que podemos aprender, el compromiso y el dejar la comodidad de nuestra vida tranquila y estable, para comprometernos en la obra del Señor, lo primero que Bernabé hizo fue desprenderse de sus bienes materiales, había vendido su heredad y entonces no tenía nada que le atara a quedarse, tenía todo listo para ir y predicar la palabra de Dios.

Cuál es la actitud de nuestro corazón ante la vida, somos personas de compromiso y estamos dispuestos a dar nuestra vida, nuestro tiempo, nuestra voluntad al Señor y dejar nuestra zona de confort o de tranquilidad para bendecir a otros? Bernabé tenía en su corazón una actitud de COMPROMISO.

La siguiente actitud que aprenderemos de Bernabé se encuentra en el Hechos 13:7 dice " que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón prudente. Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios.", este hombre deseaba escuchar la palabra de Dios y sabía que en ella abundaba Bernabé y Pablo, quienes eran hombres que llevaban la palabra de Dios, esperanza, ánimo, nuevas fuerzas a quienes los escuchaban.

En Bernabé abundaba la palabra de Dios, la actitud de su corazón era llevar el evangelio, hablar las verdades de Dios para traer libertad a los corazón. Pensando en nosotros y nuestras actitudes, abunda la palabra en nuestro corazón? Quiere la gente estar con nosotros porque desean oír la palabra de Dios", en su corazón abundaba la palabra y eso era lo que compartía como dice el libro de Lucas 6:45 "El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca."

Cuál es nuestra actitud, abunda la palabra de Dios en nuestro corazón y de esa abundancia habla nuestra boca?? Bernabé nos da ejemplo de que la palabra de Dios debe abundar en nosotros para darla a cualquier personas que esté cerca de nosotros.

A veces la palabra abunda en nuestro corazón, pero necesitamos el valor o el denuedo para compartirla, de esto también podemos aprender de las actitudes del corazón de Bernabé, dice Hechos 14:3 "Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios." Aquí vuelve a hablar de Bernabé hablando con denuedo la palabra de Dios.