Hazte socio de radio solidaria

No te aferres hoy a una situación negativa que pueda estarte robando vitalidad, energía, creatividad y el entusiasmo de vivir. Como dice el dicho: Aprende a Soltar y deja que Dios se encargue del asunto.

La gente a veces habla de dejar un problema en manos de Dios. Por supuesto, eso es excelente, sobre todo cuando no parece haber otra cosa que hacer.

Sin embargo, uno debe preocuparse por conocer el verdadero significado de la frase. Dejar algo en manos de Dios no quiere decir sencillamente pasárselo a Dios y luego olvidarse por completo del asunto, o peor aún, permitirnos pensar negativamente sobre el asunto de cuando en cuando.

Lo que significa es que cada vez que la cuestión invade nuestra mente, debemos afirmar que Dios está resolviendo el problema a Su manera, y que todo saldrá bien. Si usted sigue este método, tarde o temprano llegará la manifestación.

Confía en que el Señor te guiará hacia el consejo sabio y las nuevas oportunidades que tiene reservadas para ti.

Confía en que el Señor te guiará hacia el consejo sabio y las nuevas oportunidades que tiene reservadas para ti.