La salvación es del Señor

Escrito por el 8 de noviembre de 2021

Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento. Él, por su propia voluntad, nos hizo nacer de nuevo por medio de la palabra de verdad que nos dio y, de toda la creación, nosotros llegamos a ser su valiosa posesión.

Leyendo el primer capítulo de Santiago, me encontré con este interesante pasaje. Al leerlo, no pude hacer otra cosa más que mostrar mi admiración y adorar a Dios. Este pasaje me ha mostrado la bondad y la soberanía de Dios de una forma hermosa.

Todo lo bueno viene de Dios: El hizo todos los astros. El hizo esta hermosa e increíblemente majestuosa creación y además nos creó a nosotros, seres capaces de contemplarla y maravillarse. Esta creación es un regalo de Dios para cada uno de nosotros.

El propósito de la creación es la de mostrar la gloria de Dios en toda su extensión. El propósito del hombre es la de maravillarse y encontrar la satisfacción en Dios y magnificar su gloria, siendo un representante de Dios en la creación. Por eso Dios los bendijo y les dijo «multipliquense»(Génesis 1:28).

Estos dos propósitos son en realidad dos caras de la misma moneda. Nuestra ofensa es el rechazar nuestro deber de glorificar y agradecer a Dios (Romanos 1:18-21). A pesar de no reconocer a Dios, su gracia alcanza a todos los hombres, ya que «para buenos y malos llueve y sale el sol» (Mateo 5:45)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Verificado por MonsterInsights