Más desprecios

Escrito por el 15 de diciembre de 2021

Un nuevo estudio científico detalla un asombroso plan para crear un campo magnético artificial que proteja toda la superficie marciana contra la mortífera radiación del sol. El plan básicamente crearía un anillo de plasma en torno al planeta rojo, permitiendo la vida normal en la superficie marciana y la terraformación del planeta. Foto: Musk quiere salvar a los animales de la extinción con una nueva arca de Noé. (SpaceX)

No es la primera vez que científicos e ingenieros proponen una solución de esta clase. En 2017, ingenieros de la división de ciencias planetarias de la NASA realizaron una presentación sobre cómo crear este campo protector. Ambos estudios postulan que la única manera de colonizar y vivir en Marte de forma efectiva — garantizando la supervivencia continuada de la especie humana y una economía propia — requiere un campo magnético artificial que envuelva el planeta.

En la solución de la NASA, el Dr. Jim Green y su equipo propusieron la construcción de un dipolo magnético de alta potencia en el punto Lagrange L1 marciano, la posición en el que un objeto se mantendría en órbita en torno al Sol en sincronización con la órbita de Marte.

Este dipolo, afirma el Dr. Green, formaría una magnetopausa: una cola magnética que envolvería todo el planeta rojo, reduciendo la radiación y el efecto del viento solar para así permitir un nuevo equilibrio atmosférico que protegiera a los humanos en la superficie y permitiera el proceso de terraformación.

El equipo del Dr. Green utilizó supercomputadores para simular el efecto de la magnetopausa y descubrió que la atmósfera se haría más densa y la temperatura subiría cuatro grados centígrados. Esta subida de temperatura liberaría el dióxido de carbono atrapado en el polo norte del planeta, causando a su vez un efecto invernadero que derretiría el hielo distribuido en los polos y todo el planeta hasta conseguir recuperar una séptima parte de sus océanos.

La nueva solución es aún más ambiciosa y sería tan efectiva como el campo magnético terrestre. Su idea es poner la maquinaria de ionización y aceleración de partículas en Phobos. Las máquinas acelerarán estas partículas cargadas a lo largo de toda la órbita de la luna marciana, creando un anillo de plasma que rodearía Marte.

Según ellos, es una solución que requeriría menos energía, ensamblaje y masa. Esta maquinaría “crearía un anillo de partículas artificialmente cargadas (similar en su forma a un cinturón de radiación) alrededor del planeta, posiblemente formado por la expulsión de materia de una de las lunas de Marte (de forma similar a la que forma el toro de plasma [entre Júpiter y su luna Io]), pero utilizando ondas electromagnéticas y de plasma para impulsar una corriente neta en el (los) anillo(s) que da lugar a un campo magnético global”. Vital para las colonias a corto y largo plazo

Obviamente, la solución de ingeniería no es sencilla ni factible en estos momentos, algo que admiten los propios autores del estudio. Pero la física — como en la solución del Dr. Green y su equipo — es incontestable. Según los autores — los investigadores del Rutherford Appleton Laboratory Robert Bingham y Ruth Bamford — el objetivo es ponerla encima de la mesa por dos razones.

La primera, porque es un problema que hay que solucionar sí o sí. No hay ninguna otra manera de colonizar Marte de forma efectiva, afirman. La segunda es que, aunque todavía hay mucho que investigar, hay que empezar en algún sitio y esta solución nos da la oportunidad de hacerlo. Además, la tecnología que hay que desarrollar podrá ser usada para proteger objetos más pequeños como naves o estaciones espaciales, algo fundamental si queremos explorar el sistema solar durante largos periodos de tiempo.

En eso coincide el Dr. Green. Según este último, “la atmósfera marciana mejorada, tanto en presión como en temperatura, sería suficiente para permitir una cantidad sustancial de agua líquida superficial y también tendría una serie de beneficios para la ciencia y la exploración humana en la década de 2040 y más allá”. El científico recalcó que también “permitiría una mayor masa de equipos en la superficie, protegida contra la mayoría de la radiación cósmica y de partículas solares, ampliaría la capacidad de extracción de oxígeno y permitiría invernaderos al aire libre para la producción de plantas”.

Si queremos que alguna vez nuestra civilización viva en Marte para siempre, como imagina Elon Musk, es imprescindible tomar este camino. Cuanto antes empecemos, mejor.

– Página web: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2021-12-15/el-increible-plan-para-crear-un-campo-magnetico-que-proteja-la-vida-en-marte_3340953/


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista