Hazte socio de radio solidaria

Programa dirigido por Carlos y Dorys Matos en Radio Solidaria.

¿Qué es la enfermedad de Scheuermann?

La enfermedad de Scheuermann, también conocida como cifosis de Scheuermann, es una afección de la espalda superior. Hace que la parte superior de la espalda se redondee o encorve, pareciéndose a una joroba.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad de Scheuermann?

Los principales signos de la enfermedad de Scheuermann son los siguientes:

- Una espalda encorvada o jorobada. A veces el encorvamiento resulta difícil de ver. Otras veces es más claramente perceptible. Los niños no pueden enderezar la curvatura de la espalda cuando se les pide que se pongan derechos.

- Dolor de espalda. En torno a la mitad de los niños con la enfermedad de Scheuermann tienen dolor de espalda.

Los signos de esta enfermedad se suelen poner claramente de manifiesto durante el estirón que acompaña a la pubertad.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Scheuermann?

Los pequeños huesos que componen la columna vertebral (llamados "vértebras") suelen ser rectangulares. Se apilan como los ladrillos y están separados por un cartílago flexible. Cuando un niño tiene la enfermedad de Scheuermann, la parte delantera de algunas vértebras de la espalda superior crece más despacio que la parte posterior. Estas vértebras adquieren forma de cuña, de modo que, cuando se apilan entre sí, la columna vertebral se encorva, lo que hace que la espalda se vea redondeada o jorobada.

¿Quién puede desarrollar una enfermedad de Scheuermann?

Los médicos no saben exactamente por qué algunos niños desarrollan esta enfermedad, pero la enfermedad de Scheuermann se da por familias. Sus signos se suelen empezar a ver generalmente durante o después del estirón de la pubertad. La mayoría de los niños tienen entre 12 y 15 años cuando reciben el diagnóstico.

¿Cómo se trata la enfermedad de Scheuermann?

Los niños con enfermedad de Scheuermann verán a un traumatólogo (un médico que trata afecciones relacionadas con los huesos). El traumatólogo explorará la columna vertebral del paciente, verá sus radiografías y le recomendará un tratamiento.