Móvil si, móvil no

Escrito por el 5 de diciembre de 2023

Comprar el primer móvil para un hijo es uno de los grandes retos a los que se enfrentan muchas familias, y si bien no existe la edad perfecta para dar el paso, lo cierto es que cualquier menor accede a las tecnologías cada vez más temprano para sentirse integrado en su grupo de amigos y combatir la presión social.

Sorprendentemente, por primera vez en España, la proporción de niños de 10 a 15 años que disponen de un teléfono ha superado los siete de cada diez, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE, por sus siglas), que han coincidido con la extensión de una incipiente presión social para limitar la entrega del móvil a los 12 años o, en todo caso, antes de los 14 o incluso de los 16 años. Además, el 70,6 % de los menores de 10 a 15 años tienen su propio smartphone, lo que supone 7,5 puntos porcentuales más que hace diez años.

¿En qué comunidades autónomas los menores usan más el móvil?

Extremadura y La Rioja son las comunidades donde un mayor porcentaje de niños de entre 10 y 15 años dispone de teléfono móvil, el 85,9% y el 82,5%, respectivamente. Mientras tanto, Andalucía ocupa el tercer puesto del ranking con un 74,1%.

Por el lado contrario, las comunidades autónomas donde se ha reducido el uso del móvil son Castilla y León, Galicia, País Vasco, Aragón, Navarra y Cantabria.

¿Cuáles son los peligros de las redes sociales para los niños?

Qustodio, una empresa de seguridad y bienestar digital para familias española, ha publicado un estudio titulado ‘De Alpha a Zeta, educando a las generaciones digitales’, en el que habla de los últimos datos que preocupan sobre la conexión digital en edades tempranas.

En la investigación, afirman que los menores pasan una media de cuatro horas diarias conectados a las pantallas. Esta sobreexposición a Internet puede derivar en la visualización de contenido inapropiado y a la mala utilización de herramientas digitales que pueden terminar siendo un peligro.

Su informe menciona un estudio elaborado por IPSOS y encargado por Samsung sobre cuáles eran las principales preocupaciones de los padres sobre la educación digital de sus hijos, como el ciberacoso, el acceso a contenidos inadecuados y la pérdida de hábitos como la lectura o la escritura.

¿A qué edad es recomendable dar el primer teléfono móvil a un menor?

La marca española de electrónica de consumo SPC y Laura Cuesta, experta en educación y comunicación, recomiendan que de 3 a 6 años solo se use 30-60 minutos y no se emplee como un ‘chupete digital’. De 6 a 9, los horarios y límites de conexión son más arbitrarios, pero deben existir y los se tienen que configurar controles parentales y empezar a enseñar cómo buscar información confiable ya ser precavidos. De 9 a 12 años, se podrá empezar a valorar la compra de un móvil, aunque es aconsejable que sea uno sin conexión a Internet, solo para llamar.

Qué requisitos debe cumplir el primer móvil de los menores

Jacqueline Pistoulet, Country Manager de SMAAART -empresa de dispositivos reacondicionados-, mencionó para 20Bits las características que deben cumplir los teléfonos que usen los menores: 

  • Con prestación básicas: Los móviles de alta gama incorporan prestaciones modernas y complejas que no son necesarias para un niño preadolescente. Al contrario, los expertos de SMAAART recomiendan que el teléfono ofrezca una navegación sencilla y cuente con lo básico para comunicarse con sus amigos, acceder a juegos educativos y hacer sus primeras fotos o vídeos. Además, debe ser un aparato ligero, resistente y fácil de agarrar.
  • Funcional y con garantía: Aunque el primer teléfono de los hijos debe ser sencillo, también es importante que sea fiable.
  • Sostenible: Elegir un teléfono reacondicionado frente a uno nuevo es una buena manera de educar a los hijos en el cuidado del planeta.
  • Económico: Los móviles de última generación tienen precios elevados que muchos padres son reacios a pagar, sobre todo si tenemos en cuenta que los menores son más propensos a perderlos o estropearlos.


[No hay estaciones de radio en la base de datos]