Ramón Ubillos nos comparte esta reflexión en este día “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”

(Hebreos 4:16)