Ramón Ubillos nos comparte esta reflexión en este día Dios nos llama a ser edificadores, a bendecir a las personas que nos rodean para cumplir el propósito que Él tiene para sus vidas.