Prosigo a la meta (2ª parte)

Escrito por el 26 de enero de 2022

Una gran virtud que vemos en Moisés fu su perseverancia, pues durante los cuarenta años de camino por el desierto, nunca pensó en volver a Egipto, nunca pensó en volver atrás.

Moisés nunca expresó: “volvámonos a la esclavitud, pues éste camino por el desierto es muy duro”; él en los momentos más difíciles lo que hizo fue buscar a Dios, ésa fue su fortaleza, él era un adorador, un apasionado por la presencia de Dios. A pesar de los obstáculos él seguía hacia la meta trazada por Dios.

Es fundamental fortalecernos en Dios y perseverar, te invito a leer este interesante estudio

Recordemos que cuando el apóstol Pablo se encontraba preso en la cárcel de Filipos con Silas, según Hechos 16:25 “Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios, y los presos los oían”, lo que ellos hicieron fue adorar a Dios, no murmuraron, ni se quejaron y tampoco pensaron en renunciar. Ellos siguieron adelante con la fuerza de Dios. Veamos ahora al apóstol Pablo según Filipenses 3:13-14

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” Filipenses 3:13-14.

La adversidad es parte del camino. Ante ella hay diversas reacciones: enfrentarla, negarla, huir de ella, etc. Se requiere aquí una profunda decisión de no volver atrás, si queremos lograr o alcanzar algo significativo, pues las cosas sin valor no requieren ningún esfuerzo, ni presentan dificultades.

Podemos encontrarnos con personas que tienen grandes talentos pero no logran grandes metas, pues les falta perseverancia. Y vemos también el contraste, es decir personas cuya constancia los ha llevado a grandes conquistas.

El apóstol Pablo perseveró a pesar de todo, como lo expresa el texto de hoy. Recordemos que Pablo escribe ésta carta a los filipenses desde la cárcel. Es un cristiano que ha vivido naufragios, fue traicionado, abandonado, apedreado, en peligro muchísimas veces, menospreciado por judíos y discípulos, etc; pero no abandonó los caminos del Señor, ni su servicio a Dios.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista