Hazte socio de radio solidaria

El nacimiento y la circuncisión

El nacimiento es causa de felicidad, y es una obligación en el judaísmo que los padres tengan por lo menos un hijo y una hija.

En el caso de los varones, a los ocho días del nacimiento se produce la ceremonia de la circuncisión, en hebreo brit milá, que consiste en cortar el prepucio.

Suele realizarla un experto llamado mohel, aunque tradicionalmente era obligación del padre. Gracias a la circuncisión, el niño obtiene la bendición de su padre y la aceptación religiosa de la comunidad. Se le impone el nombre y se realiza un banquete en su honor. En el caso de las niñas, la solemnidad es mucho menor, aunque en los últimos tiempos en muchas comunidades se intenta equiparar a niños y niñas para que no haya discriminación.

Bar mitsvá

La celebración del bar mitsvá, que en hebreo significa “hijo del mandamiento”, es el momento en que la comunidad religiosa acepta como miembro adulto a un niño, y se lleva a cabo cuando este cumple trece años.

En la ceremonia, que puede ser muy solemne, el joven tiene que leer, en hebreo, textos de la Torá, demostrando así que su educación religiosa ha sido adecuada. El padre le da su bendición y se hace un gran banquete conmemorativo. Es el momento a partir del cual un judío podrá llevar las filacterias en la oración y se le exigirá que cumpla los 613 mandamientos.

Tradicionalmente esta ceremonia no tenía equivalencia entre las niñas, que a los doce años son tratadas como mayores de edad, sin la solemnidad del rito que se prepara para sus hermanos. En la actualidad, en comunidades con actitudes más abiertas, se celebra el bat mitsvá (“hija del mandamiento”), de forma similar a como se realiza para los varones.

El judaísmo es una religión muy variada. Por un lado, incluye ceremonias muy antiguas que son conservadas celosamente por los grupos más tradicionalistas, llamados “ortodoxos”. Sin embargo, otros grupos, a los que se suele denominar “reformados” o “liberales”, modifican los aspectos de la tradición que no les parecen adecuados, y en especial los ritos que resultan discriminatorios, por ejemplo, para las mujeres.

El matrimonio

El matrimonio tiene una gran importancia dentro de la religión judía. Es tradición que todo judío se case con alguien de su misma religión, y tengan hijo educados en el judaísmo.

La firma del contrato matrimonial, en hebreo ketubá, es muy importante, al igual que la solemne ceremonia religiosa en la sinagoga. En esta celebración, los novios y sus padres se sitúan bajo un palio o dosel que recibe el nombre de hupá, y que designa también, por extensión, al matrimonio. A continuación, sigue el banquete de bodas, en el que se reúne la comunidad de parientes y amigos. El matrimonio religioso judío puede disolverse por medio del divorcio.

La muerte

La muerte de un miembro de la comunidad implica, en primer lugar, el obligado duelo de los parientes. Es un período que puede variar dependiendo de la persona, pero que llega a ser de un año para el padre del difunto. Un hijo o un pariente cierra los ojos y la boca del fallecido, que luego es envuelto en su talit.

El funeral, en el que los hijos entonan una oración fúnebre, es muy breve, ya que el cuerpo debe ser sepultado lo antes posible. Los judíos creen que, si se ha vivido de acuerdo a la religión, el juicio de Dios será favorable y no hay que temer a la muerte.

Pero hay otros ritos que se celebran en Israel

Más perdón

Un ritual realizado antes de Iom Kipur con el fin de “restablecer” los pecados cometidos durante el año anterior se Tashlij. Practicada por los hombres de la dinastía judía jasídica, la ceremonia consiste en visitar a un cuerpo de agua y lanzar trozos de pan o alimentos similares en el agua para simbolizar el acto de tirar todos los pecados.

Primer Libro

Los niños de la dinastía jasídica Nadvorna durante una celebración llamada chumash reciben su primera Torá, es decir, su primer libro que contiene las leyes judías.

Hoguera

Un grupo de hombres y niños prenden fuego a una bandera israelí durante la celebración de la fiesta conocida como Lag Baomer, en el que se encienden hogueras por las comunidades judías. La ocasión marca la muerte de Shimón Bar Iojai, uno de los rabinos más importantes del judaísmo, que vivió en Galilea en la época de la dominación romana y después de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén.

 Cosecha

Los hombres llevan a cabo un mandato bíblico que dicta que deben cosechar trigo con la mano. El resultado de la cosecha se almacena durante casi un año, y después el grano debe ser molido en forma de harina, que se utiliza para preparar el pan sin levadura o cualquier tipo de levadura para ser comido durante la Pascua.

Hijo engendrado

Es un un ritual tradicional judía conocido como haben Pidión o el rescate de los primogénitos. La ceremonia tiene lugar cuando el bebé (nacido de parto natural y sin la madre judía ha sido a través de un aborto o cesárea anterior) cumple 31 días de vida, y el padre “compra” el hijo de un Kohen o un sumo sacerdote de un los antiguos templos de Jerusalén, el pago de cinco piezas de plata.

Redemption

Durante este ritual, los judíos adornan un burro y una oveja con perlas y otras perlas brillantes, que forma parte de las 613 leyes que se celebran en la Biblia judía