Cincuenta sombras liberadas, cierre de una de las trilogías más innecesarias de la historia del cine, las adaptaciones de las novelas de E.L James, ha conseguido alzarse a lo más alto de la taquilla americana aunque con la peor cifra de las tres partes protagonizadas por Dakota Johnson y Jamie Dornan.

Ni los más optimistas podían presagiar el tremendo éxito de JUMANJI, la cinta protagonizada por Dwayne Johnson y Jack Black, que en su séptima semana de exhibición ha vuelto al primer puesto y ya lleva recaudados la friolera de 855 millones de dólares en todo el mundo.