Hazte socio de radio solidaria

Diego Acosta nos comparte este devocional para meditar en este día. Ante el recrudecimiento de las acciones militares en Siria, las autoridades de Israel han tomado una serie de medidas para garantizar la inviolabilidad de su frontera con el país árabe.

Simultáneamente y continuando con su política de “buen vecino” con Siria, por su conflicto armado, ha establecido una importante ayuda para los refugiados.

Se estima que son más de 120 mil las personas que huyen en dirección a Jordania y comprometen la frontera con Israel. Precisamente en esa zona limítrofe de los tres países, en el sudoeste, es donde ahora está llevando a cabo una gran ofensiva el ejército sirio que responde a Assad. Como viene haciendo desde que estalló el conflicto, Israel presta ayuda a los sirios, especialmente a los heridos que son atendidos en hospitales próximos a la frontera.

En estas horas efectivos militares israelíes llevaron 60 toneladas de suministros a cuatro lugares, dentro del territorio sirio. En una cuidadosa operación fueron entregadas 300 tiendas de campaña, 13 toneladas de alimentos, 15 toneladas de comida para bebés, tres contenedores de suministros médicos y medicamentos y 30 toneladas de ropa y zapatos.

La zona afectada por los desplazamientos de los refugiados se encuentra en los Altos del Golan, que es un punto estratégico de gran importancia para Israel.

La ayuda se ofreció a los refugiados en la parte siria del Golan, donde se teme que pueda producirse una concentración de fuerzas iraníes, milicias chiitas y combatientes de la banda Hezbolá, declaradamente hostiles a Israel.

Las fuerzas armadas israelíes se encuentran preparadas para afrontar distintos escenarios, que podrían ser de gran peligro para el país.