Hazte socio de radio solidaria

En muchas ocasiones sufrimos porque queremos estar en un lugar que no es el nuestro, un lugar que no nos corresponde.

A veces corremos el riesgo de abandonar a hermanos que caen en situaciones complicadas y en vez de ayudarles, les dejamos en la batalla. ¡Les abandomanos!