El anticiclón "eterno" dispara los termómetros en media España de cara al fin de semana.

La situación atmosférica en la península continuará marcada por un anticiclón "eterno" anclado en el entorno de Europa occidental y que, durante el resto de la semana, propiciará temperaturas máximas de récord, sobre todo en el norte del país.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, ha señalado que este anticiclón tan duradero volverá a dejar este jueves una jornada cálida que, con toda probabilidad, provocará registros históricos en ciudades como Zaragoza donde está previsto que a lo largo del día se alcancen los 26 grados.

En Valencia, Lérida y Bilbao las máximas oscilarán entre los 26 y 25 grados, mientras que en Córdoba y Gerona se registrará 24 grados; como dato curioso y según datos de la Aemet, cabe destacar que todas las provincias peninsulares -salvo Pontevedra- estarán hoy por encima de los 18 grados.

Esta estabilidad en la atmósfera ha dejado durante días pasados valores récord en zonas de Galicia: el observatorio de A Coruña-Aeropuerto registro ayer 24,3 grados superando en casi 1 grado el registro del 23 de febrero de 1990, mientras que en Orense se llegó a 24,8 grados, máxima que nos se alcanzaba desde el 2000. En otras ciudades de la mitad norte del país como, por ejemplo, Soria, el lunes se llegó hasta los 21,5 grados, tres décimas por encima del valor anotado el 15 de febrero de 1998.

Previsión del fin de semana

Esta situación tan estable y anticiclónica seguirá durante el resto de semana, ha subrayado Del Campo quien ha enfatizado que, incluso durante el fin de semana próximo, los valores podrían incluso subir algún grado más.

Del Campo ha resaltado que el aire cálido y el cielo tan despejado a finales de febrero, cuando el sol comienza a estar más alto y por tanto a calentar más, es el cóctel perfecto para que las temperaturas máximas sean altas y de récord en amplias áreas de la península.

A partir del lunes y el martes, el portavoz de la Aemet ha señalado que la entrada de un frente atlántico por Galicia dejará lluvias que se extenderán por el norte y oeste del país sin alcanzar en ningún momento la zona del Mediterráneo, donde los valores seguirán hasta 10 grados por encima de lo normal para esta época.