Hazte socio de radio solidaria

La Fiscalía abre la puerta a vigilar las aulas y despachos ante el aumento de abusos sexuales a menores.

La Fiscalía General del Estado ha resaltado en su memoria la «inequívoca» tendencia del incremento de la violencia entre menores, adolescentes y jóvenes tanto en el ámbito doméstico como en las relaciones sentimentales.

El número de diligencias por violencia machista ejercida por este colectivo fue en 2018 el más alto de la década: 944 frente a 684 de 2017. Crecen también los procedimientos por delitos de naturaleza sexual: 1.185 casos abiertos de abusos y 648 de agresiones (violaciones), lo que supone un 43 por ciento más respecto a 2017 (451), informa Efe.

Además ha subrayado la dificultad de perseguir delitos de abusos sexuales en los que las víctimas son menores de edad por producirse en entornos de estricta intimidad y llevar aparejados un componente de vergüenza. Por esta razón, abre la puerta a la instalación de cámaras en las clases.

Menciona en la memoria que lo «delicado» de los entornos en los que se producen esos hechos «podría llevar a normalizar la adopción de medidas de grabación en video de espacios cerrados (despachos, aulas…)».

Aunque los procedimientos abiertos por diferentes delitos descienden ligeramente en 2018, la Fiscalía General del Estado alerta en su memoria del «preocupante e inquietante» aumento de la violencia machista y sexual protagonizada por menores, con una subida del 43 por ciento de los casos de violación, 648. Las violaciones en grupo las cometen cada vez más menores de 14 años.

En total, las causas incoadas por delitos fueron 1.570.255, es decir 20.237 menos, lo que supone un descenso del 1,27 por ciento respecto a 2017, si bien el 62 por ciento de las diligencias previas abiertas se archivaron o sobreseyeron por lo que la cifra de procedimientos judiciales quedó reducida a 270.201.

Delitos contra la vida y la integridad

Como en los dos años anteriores, también en 2018 el mayor número de diligencias abiertas lo fueron por delitos contra la vida y la integridad, un 36 por ciento, por delante de los incoados contra el patrimonio que se mantienen en un 20 por ciento.

La Fiscalía llama especialmente la atención en su memoria sobre el «significativo aumento» de los delitos de naturaleza sexual que, aunque en términos absolutos suponen el 1 por ciento del total de diligencias, han crecido un 23,2 por ciento, con 18.986 asuntos.

En esta línea, destaca la reflexión abierta sobre la ley, su interpretación y aplicación tras la sentencia de «La Manada» de Pamplona y sobre la imagen que se transmite desde el sistema de Justicia cuando las decisiones que se adoptan se muestran «tan alejadas de una mayoritaria sensibilidad social». «Nuestra posición ha sido coherente, considerando que nos encontrábamos ante una agresión sexual y no ante un abuso sexual», reitera.