Hazte socio de radio solidaria

Nunca es tarde para elegir sabiamente y ser auténticas mujeres de Dios. Cada día desde que despertamos vamos tomando decisiones sin darnos cuenta, cada decisión que tomamos marcará no solo nuestro día sino que también reflejará el carácter de Cristo en nosotros o todo lo contrario y mostrará a nuestra familia y a los que nos rodean, quiénes somos, así mismo si constantemente tomamos cierta actitud equivocada, esta se puede convertir en un mal hábito y formará parte de nuestro carácter y manera de ser.

La palabra de Dios dice en Proverbios 9:13 "la mujer insensata es alborotadora, es simple e ignorante". La mujer insensata es: alocada, sin juicio, sin razón. La mujer sensata es prudente, tiene buen juicio y madurez.

La mujer que ama a Dios y quiere agradarle decide cada día ser prudente, madura, razonable, una mujer prudente reflexiona y no actúa abruptamente y sin pensar, la madurez nos hace no actuar por emociones sino pensando cada palabra que decimos, cada opinión que damos y cada decisión que tomamos. La actitud del corazón de una mujer sabia es: "No dice todo lo que piensa sino que piensa todo lo que dice."

De acuerdo a este versículo de la palabra de Dios dice que la mujer insensata puede ser: alborotadora, simple e ignorante, ¿cuál es nuestra actitud?.