Hazte socio de radio solidaria

Cuando se acabaron las pruebas, Jehová curó a Job y le dio mucho más de lo que había tenido antes. Job tuvo una vida larga y feliz. Jehová lo bendijo por haber sido obediente siempre, aunque a veces no fue fácil. ¿Y tú? ¿Serás como Job y adorarás a Jehová siempre, pase lo que pase?