Hazte socio de radio solidaria

Pequeños pensamientos que nos acompañarán en la lectura de cada día con los que el lector aprenderá acerca de los valores en el Señor. Naamán fue y se sumergió siete veces en el Jordán, según se lo había ordenado el profeta, y su carne se volvió como la de un jovencito, y quedó limpio.