Hazte socio de radio solidaria

Tertulia de amigos en Radio Solidaria con la participación de Rut Monje, Cristina Yepes y Leila Pérez.

Tristemente algunos jóvenes piensan que Dios no los puede usar. Piensan que el Señor solo podrá usarlos una vez que hayan acabado la carrera en la universidad, o que primero se tienen que casar para luego ser útiles en las manos de Dios. La Biblia enseña una y otra vez que el Dios Altísimo es capaz de usar a cualquiera. Hoy todo lo que quiero hacer es nombrar a diez jóvenes usados por Dios en las Escrituras que pueden servirnos de ejemplo.

José en Egipto

Uno de los ejemplos más famosos de un joven usado por Dios es José, el hijo de Jacob. Después de ser rechazado y vendido por sus hermanos cuando tenía solo 17 años, José acabó cuidando la casa de uno de los hombres más poderosos en Egipto, a saber, Potifar. José se comportó de una forma magistral en todo, aun cuando la preciosa esposa de Potifar quiso seducirle. José se mantuvo recto en todo momento y el Señor le exaltó a la diestra del Faraón con el fin de preservar al pueblo de Israel y a los hermanos suyos que le habían vendido años antes. Dios fue glorificado en la vida de José.

Es cierto que la mayoría de los jóvenes del mundo solo quieren vivir para sí mismos y entregarse a sus pasiones vergonzosas; pero el Señor, en su soberana gracia, también decide levantar a jóvenes dedicados a la santidad y a las cosas de su Reino. Jóvenes como José en Egipto, Samuel, David, la criada de Naamán, Josías, Jeremías, Daniel, el chico con la comida, Juan y Timoteo. Jóvenes como tú. Jóvenes como yo.