Hazte socio de radio solidaria

Laboratorio de pensamiento es un programa presentado y dirigido por Carlos Fumero. La etimología de capricho nos lleva a capriccio, un vocablo de la lengua italiana. Se denomina capricho a una decisión o una exigencia que es arbitraria y cuyo origen se encuentra en un antojo.

Por ejemplo: “No voy a vender mi automóvil por un capricho tuyo”, “¡Estoy harta de tus caprichos!”, “Mi hija se compró una cartera rosa por capricho y luego nunca la usó”.

El concepto también se aplica al elemento, el animal o el individuo que resulta objeto de un capricho: “Al cantante el nuevo capricho le costó treinta mil dólares”, “La modelo no fue más que otro capricho de la estrella de Hollywood”, “Le expliqué a mi hijo que los perros no son un capricho”.

Para la psicología, un capricho es una idea que una persona desarrolla por afuera de la lógica y de lo razonable. Se trata de pensamientos que no se construyen de acuerdo a las reglas ordinarias y que muchas veces están vinculados a lo excéntrico.

Cuando los caprichos son adoptados por los niños, se suele hablar de berrinche o rabieta. Un pequeño de 4 años puede llorar y gritar si sus padres no satisfacen sus caprichos. En el caso de las mujeres embarazadas, se conoce como antojos a los deseos que pretenden cumplir de manera caprichosa.