Hazte socio de radio solidaria

odo tiene un origen y un propósito para el cual fue diseñado y luego creado. Así mismo, cada persona tiene su origen, diseño y propósito, pero el mero hecho de tenerlos, no garantiza que lleguemos a ser aquello para lo que fuimos diseñados. Aquí es donde adquiere vital importancia nuestro nivel de compromiso con nuestro Creador y nuestro propósito.

Si tenemos un origen y un diseño, inexorablemente tenemos un originador, diseñador y creador, quien nos dotó con dones, habilidades y capacidades a desarrollar, para cumplirlo. Este creador soberano es Dios. La Biblia lo describe de muchas maneras, las cuales son aspectos de su naturaleza eterna e infinita, pero Él mismo se presenta en el primer versículo como el CREADOR, una cualidad que sólo posee Él.