Ignorar al creador

Escrito por el 2 de septiembre de 2022

690 imágenes capturadas por el James Webb. Ésas son las piezas que forman el puzzle de la CEERS Epoch 1, la fotografía de mayor resolución relativa del universo jamás ensamblada. Una imagen tan nítida que tiene a los astrofísicos de todo el mundo pegados al ordenador explorando galaxias desconocidas pero que, en realidad, es sólo un aperitivo ridículamente pequeño de lo que vendrá en los próximos años. Lo más extraño, sin embargo, es que muestra muchísimas más galaxias tempranas de las que la teoría del Big Bang y la materia oscura predecían.

Según los científicos de la CEERS Survey — un proyecto colaborativo entre astrónomos e instituciones de todo el mundo para coordinar observaciones extragalácticas con el James Webb — “Epoch 1 cubre menos de la mitad del área total del estudio pero ya ha dado lugar a nuevos descubrimientos y a una abundancia inesperada de galaxias nunca antes vistas”. De hecho, esta abundancia inesperada de galaxias antiguas es tal que ha forzado a muchos astrofísicos a replantearse la mismísima idea del Big Bang. Sorprendemente, el increíble número de galaxias tempranas detectadas no encaja con las predicciones de la teoría predominante sobre el origen del universo.

Qué hay en la imagen

El número de galaxias detectadas por los sensores de infrarrojos del James Webb es tan grande porque trabajan en amplitudes de onda que “nunca se habían visto antes a una resolución tan alta”, según los investigadores del CEERS. Eso hace que, aunque la Hubble Legacy Field cubra muchísimo más espacio físico y tenga más resolución absoluta que la Epoch 1, no muestre tantas galaxias por arcmin (o minuto de arco, una unidad de medida del ángulo plano utilizada en astronomía).

Como describe la NASA, “el mosaico del Hubble fue creado a partir de casi 7.500 imágenes individuales que contienen 265.000 galaxias que se remontan desde los 13.300 millones de años hasta sólo 500 millones de años después del Big Bang”. El James Webb, sin embargo, es tan extremadamente sensible que muestra galaxias muchísimo más antiguas, a tiro de piedra del origen del universo. La más antigua hasta ahora se formó sólo 233 millones de años después del teórico Big Bang. Los científicos esperaban encontrar estas galaxias, pero no se esperaban que hubiera tantas y que tuvieran formas de espiral o elipses. Según la teoría predominante de la formación del universo, debía haber menos galaxias con esta antiguedad ysu forma no debería ser uniformes sino menos definida, como bolas de algodón.

Con un tamaño total de 268 megabytes, el mosaico — que puedes explorar aquí de forma interactiva — cubre un área ocho veces más grande de lo que cubrió la primera imagen de campo profundo del James Webb, publicada el pasado 12 de julio. Sin embargo, ahora mismo la Epoch 1 contiene sólo cuatro del total de diez imágenes que los miembros de CEERS tienen planeadas.

Después vendrá la Epoch 2, con seis estudios que se realizarán en diciembre de 2022 hasta finalmente cubrir 100 arcmin cuadrados del cielo, una fracción insignificante del firmamento. Como apunta la astrofísica Rebecca Larson — miembro del equipo CEERS — la imagen sólo cubre un fragmento cerca del asa de la Osa Mayor.

Lo que nos espera

Larson dice que la Epoch 1 muestra galaxias y detalles nunca antes observados. “¡El gran número de galaxias que hemos capturado hasta ahora es impresionante!” asegura. El logro es especialmente significativo cuando el proyecto CEERS no utiliza el telescopio de forma exclusiva para obtener sus observaciones extragalácticas (es decir, no centradas en un objeto determinado). El estudio procesa imágenes de otras observaciones equipos para, poco a poco, ir ensamblando el mosaico.

Después de la futura Epoch 2, el mapa del cielo se irá expandiendo con más y más observaciones durante toda la vida del telescopio espacial hasta que sobrepase con creces al Hubble Legacy Field. Lo más excitante — y un poco aterrador — es que todavía nos quedará mucho más universo que explorar después de obtener el futuro James Webb Legacy Field. Como decía Carl Sagan, la astronomía, la observación de un cosmos prácticamente insondable, lleno de miles de millones de galaxias con trillones de estrellas dentro de ellas, es una experiencia que conduce a la humildad más absoluta de forma natural. No somos nadie.

690 imágenes capturadas por el James Webb. Ésas son las piezas que forman el puzzle de la CEERS Epoch 1, la fotografía de mayor resolución relativa del universo jamás ensamblada. Una imagen tan nítida que tiene a los astrofísicos de todo el mundo pegados al ordenador explorando galaxias desconocidas pero que, en realidad, es sólo un aperitivo ridículamente pequeño de lo que vendrá en los próximos años. Lo más extraño, sin embargo, es que muestra muchísimas más galaxias tempranas de las que la teoría del Big Bang y la materia oscura predecían.


Canción actual

Título

Artista