Hazte socio de radio solidaria

Reino Unido abrirá tres nuevas clínicas transgénero propiedad del Estado. El gobierno de Reino Unido hará que la transición de género sea más fácil y que los Certificados de Reconocimiento de Género sean más baratos, ha asegurado ante el Parlamento la ministra de Mujeres e Igualdad, Elizabeth Truss. El ejecutivo británico ha dado su respuesta a una consulta sobre posibles enmiendas a la Ley de Reconocimiento de Género de 2004, que permite a la gente que tiene disforia de género cambiar su sexo legal.

“Como gobierno, estamos determinados a que toda persona en Reino Unido debería ser libre de vivir sus vidas y desarrollar su potencial independientemente de su sexo, identidad de género, raza o discapacidad”, ha señalado Truss para presentar la postura del ejecutivo en el parlamento. “Estamos orgullosos de haber introducido el matrimonio entre personas del mismo sexo y haber aprobado la Ley Turing. Queremos que las personas transgénero sean libres para vivir y prosperar en una Gran Bretaña moderna”, ha añadido.

La “filosofía” del gobierno, según ha remarcado la ministra, es “que el carácter, las ideas y la ética del trabajo de una persona triunfan sobre el color de su piel o su sexo biológico”. “Creemos firmemente que ni la biología ni el género son el destino. Queremos que las personas, sin importar su sexo, orientación sexual o identidad de género, tengan la confianza y la libertad de ser ellas mismas”, ha reiterado Truss.

Entre los cambios legales que Reino Unido introducirá, están que “la gente que quiera cambiar su sexo legal” podrá solicitar un Certificado de Reconocimiento de Género a coste “nominal”, ha dicho la ministra.

Otro anuncio aún mayor, en este sentido, ha sido el de la apertura de nuevas clínicas transgénero propiedad del Estado e integradas en el Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés). “Las personas trans nos han dicho que las listas de espera en las clínicas del NHS son muy largas. Estoy de acuerdo, y me preocupa profundamente el estrés que esto puede causar”, ha señalado Truss. “Por eso vamos a abrir tres nuevas clínicas este año, lo que debería reducir la lista de espera en cerca de 1.600 pacientes para 2022. El beneficio total de los aumentos en la capacidad clínica que hemos podido asegurar conducirá a una mejor elección del paciente, tiempos de espera más cortos, mejor cobertura geográfica y un acceso más fácil”, ha afirmado Truss.

Por otro lado, el gobierno ha anunciado que ha abandonado los planes de implementar la autoidentificación de género en el censo de 2021. Los expertos ya habían alertado de que una iniciativa de este tipo “socavaría la fiabilidad de los datos sobre la clave de variabilidad demográfica y dañaría la capacidad de captar y remediar la desigualdad y la discriminación por razones de sexo”.

La ministra ha concluido su intervención en el Parlamento asegurando que seguirá trabajando de la mano de grupos LGTBI para promover sus derechos “en todo el mundo”.

El subdirector de Comunicaciones del Instituto Cristiano, Ciarán Kelly, ha recibido con agrado la noticia de que los planes de autoidentificación no seguirán adelante. “A pesar de lo que determinados activistas quisieran que la gente creyese, legalizar la autoidentificación de género habría traído una serie de problemas y es correcto y apropiado que haya sido rechazada”, ha dicho.

Por otro lado ha añadido que “el gobierno todavía necesita introducir mejores protecciones para los menores de 18 años”. “Algunas escuelas han caído en el mito de que el género está ‘en un espectro’ o de que puede ser ‘no binario’. Hay jóvenes que incluso han sido inducidos a tomar decisiones que alteran la vida, como tomar hormonas de sexo cruzado. Todo en el nombre de la ideología transgénero. Esto debe terminar”, ha apuntando Kelly.