Hazte socio de radio solidaria

Robert Zimmerman alias Bob Dylan dio en 1978 un giro a su vida y a su carrera, asumiendo una nueva identidad personal fruto de un "nuevo nacimiento", y no dudó en confesar su fe cristiana. Tras tres años y otros tantos álbumes en la órbita de la ortodoxia evangélica, su obra se irá aligerando de esa carga evangelística y confesional aunque mantenga los ojos puestos en el Creador.

Hace años que el último premio Nobel de Literatura vive en la carretera diez de cada doce meses, ofreciendo una media de cien conciertos anuales. En 2012 declaró: "ninguna clase de vida resulta satisfactoria si tu alma no ha sido redimida". Vamos a analizar lo que la prensa denomina "la etapa cristiana", a través de siete composiciones: dos que preceden a su conversión y de algún modo la anticipan, tres pertenecientes a sus años más testimoniales y otras dos de tiempos posteriores.