Rebeca Díez nos comparte esta reflexión en este día. Si queremos conquistar a DIOS, conquistar Su Presencia y Sus Bendiciones en nuestras vidas debemos de enfocarnos en darle El Primer Lugar en todo y por supuesto darle lo mejor, La Biblia es clara y explícita cuando dice que según damos así recibimos.

San Lucas 6:38 Den, y se les dará una medida buena, incluso apretada, remecida y desbordante. Porque con la misma medida con que ustedes midan, serán medidos.

Según tu des recibirás, según tu midas te medirán, según tu te entregues a DIOS así ÉL Te Entregará a ti. DIOS Miró con agrado la ofrenda de Abel y no la de Caín, pero no es porque Abel haya sido mejor que Caín, sino porque Abel se preocupó en mayor manera Agradar a DIOS que Caín, y tampoco es asunto de competencia, sino darle a DIOS lo que le sientes dar de todo corazón.

Cuando hablamos de ofrenda no nos estamos enfocando en el dinero, nos referimos también al tiempo, a la oración, a la adoración, al momento en que nos congregamos, el momento que pasamos en intimidad con ÉL en nuestros hogares, es decir, en todo momento de nuestra vida.>