El mundo sigue imponiendo modas que como ovejas seguimos una y otra vez, sin advertir que lo nos llama la atención y nos atrae, no es otra cosa que una brutal manipulación de nuestros sentidos. El mundo sigue imponiendo modas que como ovejas seguimos una y otra vez, sin advertir que lo nos llama la atención y nos atrae, no es otra cosa que una brutal manipulación de nuestros sentidos.
Algunos le cambian el nombre a este control sobre las vidas y le llaman tendencias..
Irónicamente cuánto más libres nos sentimos, es cuando menos libres somos!
Estamos sujetos a las normas, los gustos y las maneras, que nos llevan a la autodestrucción, por la simple vía de ofrecernos la posibilidad de vivir sin pensar o lo que es lo mismo, vivir con todo pensado.
Solo que en este caso, estamos entregando nuestra condición de seres Creados, en condición de Joyas de esa Creación. No como números de estadísticas ni como porcentajes de gráficos de barra.
Es para pensar. A propósito: Ud. qué piensa?