Hazte socio de radio solidaria

Letitia Wright y el vacío de fe en los medios.

Hubo un tiempo en el que los medios de comunicación en el ámbito del entretenimiento daban por sentado que el lector no tenía interés en cuestiones de religión. Si por el motivo que fuera se hablaba de espiritualidad, era sobre creencias exóticas (religiones orientales, por ejemplo).

La fe cristiana no aparecía por ningún lado. Pero las cosas están cambiando. Hace unas semanas, Apple publicaba en vídeo una larga entrevista con Kanye West sobre su nuevo disco, ‘Jesus Is King’ (“Jesús es rey”), en la que el rapero y productor, uno de los músicos más influyentes del siglo XXI, hablaba ampliamente y sin tapujos sobre su conversión al cristianismo, su encuentro con Dios, y su cambio total de prioridades. Otros muchos tampoco no callan su fe, aunque los lectores o espectadores, no llegan a enterarse.

Por razones de espacio o de tiempo, las entrevistas no suelen ser reproducidas o publicadas íntegramente, así que siempre hay un margen para el periodista para decidir qué ideas del entrevistado verán la luz, y cuáles no. Es en ese momento de edición cuando las referencias a la fe cristiana a menudo desparecen.

Sucedió con el Premio Nobel de la Paz de 2018, Denis Mukwege, del que pocos informaron que su clara cosmovisión cristiana moldeaba todo su trabajo en favor de las mujeres víctimas de violencia sexual. De la fe del Nobel de la Paz de este año, Abiy Ahmed Ali, un cristiano pentecostal, tampoco hemos oído mucho. Este vacío intencional es lo que denunciaba en un tweet reciente Letitia Wright, una actriz inglesa conocida por su papel en Black Panther (2018), Black Mirror (2017) y última ganadora del premio de actriz revelación en los BAFTA de 2019.



“Es súper gracioso cuando los periodistas y entrevistadores de las revistas dejan fuera la parte enorme en la que doy la gloria a Dios por el éxito y logros en mi vida. Jaja Os sigo queriendo y Dios será alabado pese a todo”, decía en un mensaje que obtenía 2.500 retuits y 14.000 me gusta.

AUTENTICIDAD Y TRANSPARENCIA

La queja de Wright tiene eco no solo entre los que comparten la fe cristiana de Wright, sino también entre el público general. Se valora cada vez más la libertad de las personas de expresar su identidad personal. La naturalidad y la transparencia tiene un valor especial para los jóvenes. Así que los lectores desean conocer a la persona detrás del personaje. Incluida su fe. Son malos tiempos para medios que se rigen por la vieja forma de funcionar que esconde aquellos temas de los que no quiere hablar u omite deliberadamente aspectos que no se ajustan a su ideario.

En la era de las redes sociales, recortar o adaptar el mensaje al status quo ya no es tan fácil. Hubo un tiempo, en el que aquellos en ateos o agnósticos eran censurados o apartados de la vida pública por no encajar con la mayoría. Ahora, son los secularistas los que se dan cuenta de que no pueden seguir ignorando la creciente presencia de la fe en la sociedad. Gracias a Dios por los artistas que hablan naturalmente de su fe cristiana en los medios. Su ejemplo puede animarnos a todos nosotros a ser transparentes y valientes al hablar de Cristo allí donde Él nos haya puesto.